Volvo FH y FM GNL, la realidad del gas

¿Se perfila el gas natural licuado como combustible alternativo u opción al gasóleo en el transporte de larga distancia por carretera?… La bola de cristal que nos dé la respuesta no está en posesión de nadie. Ahora bien: los constructores apuestan fuerte por ello. La carne está ya en el asador.

Buena muestra es que los camiones alimentados por GNL ruedan por las carreteras europeas y cada vez son más las compañías de transporte que consumen ese combustible.

Volvo FH y FM GNLSegún apuntan voces autorizadas y auténticas autoridades en la materia, el GNL va camino de convertirse en el futuro combustible profesional.

De hecho, estamos hablando de un tipo de combustible que se viene empleando en los diversos modos de transporte, incluso en líneas marítimas o en las de ferrocarril, que, por las causas que sean, no están electrificadas.

Sin entrar en el análisis (porque prácticamente somos unos desconocidos de las materia) de la composición molecular de gas, las emisiones de CO2 que resultan de su combustión son mucho más favorables en los motores de gas que en los diésel.

Al mismo tiempo, el funcionamiento de estos motores también resulta particularmente silencioso. Así pues, tenemos dos aspectos muy positivos en lo que respecta a nuestro maltratado mal ambiente. Tanto las emisiones de CO2 Volvo FH y FM GNLcomo las acústicas aconsejan su uso.

Es más que evidente que todo lo nuevo nos produce cierta expectativa o cierto respeto, digámoslo así. Podríamos enumerar o citar varias de las empresas de transporte que en nuestro país operan alimentando sus camiones con este tipo de combustible y podremos cerciorarnos de que sus resultados no difieren o son más ventajosos frente al diésel.

El problema de las gasolineras también está en vías de ampliación, y de hecho no ha de suponer problema alguno si tenemos en cuenta que un camión de gran tonelaje tiene una autonomía operativa de 1.000 kilómetros, si hablamos de GNL.

La firma de Gotemburgo tiene completamente lista su oferta para el transporte de larga y media distancia. Sus embajadores son la gama FH y FM, cuyas versiones empezarán a rodar con la llegada de la próxima primavera, que Volvo FH y FM GNLes cuando se iniciará su comercialización.

Las dos potencias disponibles parten del mismo bloque G13C y se ofrecen de 420 o 460 CV. Ambas mecánicas incluyen el proceso SCR y el filtro de partículas para cumplir exquisitamente con las exigencias medioambientales.

Los camiones de GNL están disponibles tanto en tractoras como en rígidos, en la misma configuración 4×2, 6×2 y 6×4. El motor G13C, que se complementa con la caja de cambios I-Shift, es de tecnología common rail de 13 litros y 6 cilindros, con boquillas de inyectores para gas y diésel.

De hecho, los camiones de Volvo incorporan un pequeño depósito diésel, con el correspondiente de AdBlue, que es el que se emplea para el inicio de la combustión, para el arranque.

Así es como podemos definir el depósito de un camión de GNL, cuya avanzada tecnología permite almacenar el gas suficiente para recorrer hasta mil kilómetros sin necesidad de un nuevo repostaje. En los depósitos del camión, el Volvo FH y FM GNLGNL se almacena a una presión que oscila entre los 4 y los 10 bares, a una temperatura de -140 a -125ºC. En el repostaje se invierte el mismo tiempo en que repostaríamos un depósito diésel.

Durante el rodaje o recorrido, el combustible se calienta, se presuriza y se convierte en gas antes de inyectarse en el motor.

En el momento de la ignición, el instante que causa la combustión, se inyecta gasóleo para provocar la explosión.

A partir de ese momento, el motor se está alimentando única y exclusivamente de GNL. De ahí que los expertos de Volvo hacen especial hincapié en que para lograr una reducción total de las emisiones de CO2, el gasóleo fósil deberá sustituirse por HVO, el hidrobiodiésel, combinándolo con bio-GNL.

Los depósitos de combustible disponibles son de 115 kg, equivalentes a 275 litros, 155 kg (375 litros) o 205 kg (495 litros), cuya combinación nos concede la autonomía de 1.000 kilómetros que citábamos en líneas anteriores.

¿Es el futuro?…

Volvo FH y FM GNLQuién sabe. Lo que sí podemos avanzar es que se trata de un presente que arranca la próxima primavera.

Por nuestra parte, hemos podido comprobarlo en una breve toma de contacto realizada en el circuito anoiense de Castellolí, donde también se nos han impartido una serie de conferencias técnicas sobre la materia para conocer algo más sobre el GNL.

Lars Martensson, responsable de Medio Ambiente e Innovación en Volvo Trucks, asevera: “El gas natural tiene claras ventajas frente al medio ambiente, un precio competitivo y existen reservas suficientes que justifican su uso a gran escala. Rentabilidad y respeto por el medio ambiente”, concluye taxativo.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This