Un Fiat, medio Volvo

En esta entrega os proponemos otro camión clásico que se fabricó desde 1963 hasta 1970, un Fiat 643. Este camión italiano contaba con el motor diésel Fiat 220 de 9,1 litros, que erogaba una potencia máxima de 160 CV.

Aunque le hemos hecho algunas importantes modificaciones a la maqueta original de Ixo, pues se trataba de un vehículo de dos ejes con cisterna.

A nuestro parecer, la cabina era demasiado grande para tratarse de un dos ejes, así que hemos adaptado una cisterna de un Volvo, en la que hemos tenido que trabajar bastante para conseguir el objetivo que nos proponíamos.

En defFiat, volvo, maquetas, minimaníainitiva, tendremos que cortar dos camiones, la cabeza tractora del Fiat aprovechando la bajera completa del chasis y, por otro lado, la cisterna del Volvo con su parte baja del chasis completa también para conseguir este Fiat de tres ejes que pasamos a detallar.

Despiece inicial

En primer lugar, pasamos a desmontar el Volvo por completo y hacemos lo propio con el Fiat. Guardamos bien todas las pequeñas piezas, que no son pocas en estos modelos tan viejos. Ahora con la ayuda de la Rotaflex y con sumo cuidado, superponemos un chasis con el otro y acotamos la longitud del chasis para la transformación deseada.

Los cortamos para volver a pegar el chasis de la cabina y el chasis de la cisterna, para obtener una nueva configuración a base de la parte delantera de un Fiat y la parte trasera Fiat, volvo, maquetas, minimaníade un Volvo. De este modo, hemos convertido un camión de dos ejes en uno de tres.

Una vez hemos enlazado los dos chasis, reubicamos de nuevo las piezas y accesorios, el depósito del gasóleo, las tapas de las baterías, etc. Nosotros hemos optado por pintar la cisterna en color negro, así que el chasis también lo pintaremos en negro mate.

Las piezas amarillas del Fiat no las hemos repintando, simplemente las hemos recolocado en el chasis.

La cabina la hemos querido envejecer como si hubiera estado en activo desde los años 60, con aguadas en colores mate pero respetando el color original de la pintura base. Haremos distintas proporciones con mezclas de color base con blanco y después con negro, además de algunas con color base y marrón oscuro.

Cuando hayan secado las pasadas o aguadas, pasaremos a realizar el envejecimiento del vehículo con pintura roja y negra al 50 % cada una y, luego, más negro; posteriormente, mayor proporción de rojo.

Para la cisterna emplearemos negro y gris en la misma proporción, al 50 % cada una, así como azul oscuro y aluminio puro. Lo mezclamos todo, excepto el aluminio, que lo reservaremos, para aplicar la técnica del pincel fresco. Una vez seco, aplicaremos el aluminio con la técnica del pincel seco.

A los accesorios del chasis les aplicaremos el mismo tratamiento, según sea su color original; el amarillo para la cabina, mangueras, etc., y la cisterna y sus componentes en negro. Después colocaremos la cosecha propia como matrículas, tarjetas, placas y demás detalles.

Más trucos
Para soldar estos chasis que son de metal blando, pues son maquetas de poco peso, hay que utilizar pegamento de componentes de autorrecambios para automóvil. De este modo, conseguiremos una unión fuerte y duradera. Le hemos hecho un tratamiento de envejecimiento, pues se trata de una unidad que se comercializaba en los años 60. Hemos pegado el chasis Fiat de la cabina con el chasis de la cisterna del Volvo para convertir este trailer en un tres ejes. Los accesorios de cada chasis los pintaremos según su color original.

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This