Los motores de GNL, como se les conoce por el empleo de gas natural licuado, desarrollan el mismo rendimiento que sus homónimos de diésel, pero generan muchísimas menos emisiones de CO2. Volvo ya tiene disponibles sus gamas FH y FM para el uso de este combustible, que se perfila como la más seria de las alternativas.

Pin It on Pinterest