El Scania R580 de Aurelien, cuestión de estilo

Más allá del brillo de los cromados, de lo llamativo de su pintura y del magnetismo de la decoración interior, hay ocasiones en las que lo que realmente llama la atención es que con estas obras de arte rodantes hay gente que se dedica a trabajar.

Que no son incunables para lucir en la biblioteca, junto a la chimenea. No. Vehículos como nuestro protagonista del mes, este Scania R580, comen asfalto a diario, sufren los rigores de la meteorología y el desgaste ineludible que sigue a la herramienta. Y, pese a todo, existen y seguirán existiendo aunque la lógica nos dice que estas criaturas deberían estar extinguidas. ¿Por qué se mantienen con vidaScania Aurenico?

Arelien Pellerin (Lyon, 1986) es copropietario de la empresa de transportes Aurénico y dueño de este recién estrenado Scania R580. Hace un mes que rueda con él, pero el taller de decoración holandés que se encargó de la remodelación íntegra ha dedicado siete meses a todo el proceso.

A la pregunta de por qué tanto sacrificio para una herramienta de trabajo, este francés residente en Sant Feliu de Guíxols (Girona) contesta con una media sonrisa casi invisible y una frase que no deja lugar a la fantasía: “Es lo que me gusta”. Cinco palabras en un haiku que conjuga sencillez y honestidad. A nuestro protagonista le faltaba añadir “y punto”, pero no es necesario: los cinco Scania que conforman la empresa —su primo Nicolás es el otro socio— también están decorados íntegramente. Scania Aurenico

O sea que sí: y punto. Cuentan que cuando le preguntaron al primer escalador del Everest el porqué de la hazaña, este se limitó a contestar: “Porque está ahí”. A nuestro protagonista le pasa lo mismo. Si se puede decorar, ¿por qué no hacerlo?

La empresa holandesa Exclusive Truck Styling es la encargada desde hace años de darle forma a la imagen de Aurénico. Y es que más allá de la satisfacción personal como camionero, el restyling de los vehículos de la empresa es igualmente una tarjeta de presentación.

“Obviamente –reconoce Aurelien–. Esta es la imagen de la empresa, y por eso todos llevan el color naranja y decoración tanto dentro como fuera”. Tanto nivel de sofisticación debe venir acompañado del mismo nivel de cuidado. El sacrificio del conductor es imprescindible.

Aurelien, que es fumador, no se permite encender un solo pitillo dentro de la cabina, y eso que vive en ruta Barcelona-Lyon-Barcelona durante toda la semana. “Tienes que cuidarlo. Nosotros tenemos un chófer en uno de los vehículos y tiene que valer para llevar algo así –reconoce nuestro entrevistado–. Si lo que quiere es un trabajo normal, sin exigencias, no puedes llevar esto”.Scania Aurenico

El Scania R580 fue desmontado de arriba abajo para tapizar y pintar hasta el último recoveco de la cabina, incluidos los relojes y la botonera (uno a uno). Además de la piel impoluta del tapizado, destaca en el interior el sistema de iluminación led que destaca el nombre de la empresa (sobre la cama) y las iniciales de los dos propietarios de la empresa sobre el túnel motor.

El color de las luces cambia cuando se acciona un mando a distancia (¿y por qué no?). El nivel de detalle es casi obsesivo, sin fisuras. Hasta el último rincón ofrece una estética exclusiva, pero sin caer en la rococó sin sentido. “La decoración danesa, holandesa… es más recargada y no usan tanta piel”, explica Aurelien. “Yo prefiero este estilo más francés. Para mí es como el interior de un turismo”.

Nuestro protagonista mima a diario el interior de la cabina. Pistola de aire y adecentarlo para que la suciedad del día a día no se acumule. “Y cuando llego a la base al final de la semana, le aplico a la piel un producto especial para mantenerlo en buen estado”. Son los sacrificios que conllevaScania Aurenico lucir un vehículo de estas características. Nadie dijo que fuera fácil.

La decoración y el tuneado exterior han dado como resultado un vehículo imponente y un imán para curiosos y devotos del tuning. La fisonomía del Scania R580 ha cambiado gracias al naranja exclusivo que tiñe la chapa, la superlativa defensa frontal, el letrero luminoso sobre el parabrisas, dos Bibendum descansando arriba (la patria tira), las dos chimeneas, las luces laterales y el trabajo en el chasis.

Al igual que en el interior, la parte externa del vehículo no deja rincón para la improvisación: hasta las entradas de las mangueras están vestidas para la ocasión. La iluminación también es protagonista afuera: “De esta parte se ha encargado una empresa francesa (Tedd’ System) y han trabajado en led. Tengo un letrero frontal, uno posterior, las luces laterales, arriba… y todo conectado a un interruptor general para descScania Aurenicoonectar y solo dejar las de serie”.

En la parte trasera, arriba, destaca el nombre de Rocío, su pareja, otra devota de los camiones, aunque, en su caso, por tradición familiar (se apellida Cañadas, así que algo de esto sabe).

Con 10 años de andadura en solitario y toda la vida a bordo de camiones, Aurelien tiene claro en qué consiste este trabajo. Conoce los rigores que asolan al conductor y los sacrificios a los que se ve abocado. Quizás precisamente por ello apuesta por una decoración completa, como guiñándole un ojo al oficio, igual que el escalador ante el Everest. Con tipos así, solo un mal meteorito podría provocar la extinción del decorado.

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This