Scania R520, el primer escalón en la gama del V8

Si quieres ver los datos técnicos o las imágenes de esta prueba, haz clic en Datos técnicos Scania R520 V8 o Fotos Scania R520 V8.

Este Scania R nos provoca sentimientos dispares. Por un lado nos encontramos con una mecánica legendaria, como es la V8 de gran cilindrada, pero, a la vez, con el concepto con el que se presenta esta unidad, que es el máximo ahorro en consumo de gasoil. Parece que estas dos ideas no casan entre sí, pero la marca sueca nos quiere demostrar que no es así.

RESULTADOS TOTALES
KM. RECORRIDOS: 389 km
TIEMPO EMPLEADO: 5,06 h
CONSUMO MEDIO: 31,63 l/100 km
VELOCIDAD MEDIA: 76,80 km/h
CONSUMO MEDIO ADBLUE: 2,67 l/100 km

 

Claro está que con esta mecánica se puede dar mucho más de sí. Estamos hablando de que la diferencia de potencia entre esta versión de 520 CV y la máxima posible de 730 CV es de más de 200 CV, y de que la motorización V8 deja ver en todo momento que los niveles de exigencia están mucho más tranquilos de lo que podría desarrollar.

Scania R520 V8Muchos estaréis pensando que es un verdadero desperdicio de recursos, máxime teniendo en cuenta que la propia marca ya dispone de mecánicas de 13 litros de cilindrada con similar potencia, pero, como se suele decir, es cuestión de gustos. No es lo mismo un motor de 6 cilindros con 500 CV y 2.550 Nm de par, que este V8 de 16,4 litros de cilindrada y 2.700 Nm. de par. La sensación a la hora de conducir es bastante diferente en todos los sentidos, pues con el V8 se nota tranquilidad y fuerza desde prácticamente el ralentí, y eso contando con que el motor de 6 cilindros es uno de los mejores dentro de su categoría. Aunque lógicamente no se pueden comparar las sensaciones producidas por esta mítica mecánica.

Por otro lado, también hay que valorar los contras en comparación con las mecánicas inferiores, y en principio se nos ocurren por ejemplo un mayor coste inicial de adquisición para este V8, así como una mayor tara, imposible de disimular, debido al gran tamaño del motor.

En el plano meramente mecánico, Scania ha tenido que resolver ciertas dificultades técnicas, ya que los motores de gran cilindrada con una potencia relativamente baja pueden sufrir problemas en el proceso de tratamiento, ya que se expulsa demasiado aire, en comparación con el exceso de calor que se genera. Para ello la marca sueca ha optado por recurrir a una tecnología inventada hace ya casi setenta años, desarrollada por el ingeniero estadounidense Ralph Miller, que consiste en usar unos árboles de levas con unos perfiles especiales que garantizan que las válvulas de admisión permanezcan abiertas algo más de tiempo de lo Scania R520 V8normal, cuando el ciclo ya está en plena fase de compresión, con lo que el motor recibe menos aire y la temperatura se mantiene en todo momento muy controlada, para poder beneficiar al sistema SCR, que por cierto hay que significar que será la única tecnología en conseguir reducir las emisiones de gases, ya que en esta ocasión, el camión no lleva sistema EGR.

En concreto, para estas nuevas mecánicas V8, con cuatro potencias disponibles de 520, 580, 650 y 730 CV, tan solo en la más potente será necesario la ayuda de la recirculación de gases para llegar a conseguir la normativa Euro 6.

Cuando probamos un camión de estas características, debemos ser lo más exigentes posible en cuanto a calidades de materiales y acabados. No debemos olvidar que estamos ante la última creación en cuanto a Scania R520 V8cabinas se refiere en todo el panorama europeo. Ni que decir tiene que basta echar un vistazo a las fotos para comprobar que este camión es tremendamente atractivo, tanto en el diseño exterior como interior. Además, estas variantes con motor V8 incluyen unas terminaciones específicas dentro de la marca, que la hacen más llamativas para los clientes y las diferencian de las versiones más “comunes” con mecánicas en línea. Interiormente esta unidad no cuenta con un piso totalmente plano, esto queda reservado para las cabinas de la serie S, pero el túnel motor no representa un gran problema con sus 15,5 centímetros de altura, y los movimientos por el interior se realizan de forma fácil.

Debemos destacar la calidad de materiales empleados para la realización de todo el conjunto, a los que no tendríamos absolutamente nada que reprochar, al estar a unos niveles realmente sobresalientes, pero hay pequeñas cosas en lo que serían los ajustes de las que no podemos dejar de hacer un Scania R520 V8comentario. Por ejemplo, el de los parasoles deja mucho que desear, con constantes vibraciones, algo que no es normal, sobre todo cuando apreciamos que el propio parasol está fabricado de buen material.

Lo que queremos decir con esto es que hay detallitos mejorables, sobre todo en cuanto a los ajustes, más que a los acabados, y que nos sorprenden debido al gran aporte que ha supuesto esta cabina dentro del mercado actual. Quizás sea este el motivo, por el que nos hemos vuelto tan exigentes, pero es que la propia marca ha marcado el camino que seguir. De cualquier manera, el interior de la cabina es mucho mejor que la de su antecesor, con más espacio libre y mejor postura de conducción.

Objetivo conseguido

Las novedades introducidas en esta nueva generación de motores V8 constituyen un cambio radical en los beneficios aportados a los futuros clientes. Scania R520 V8Dentro de estas mejoras, destacaríamos, y por este orden, el importante ahorro de combustible, la reducción del peso y los menores costes de mantenimiento.

Para ello y partiendo de la base de que se trata del mismo bloque motor que en su antecesor, aquí se acabarían los parecidos. Los colectores de gases de escape ahora funcionan de forma independiente al turbo, cuyo lateral de la turbina está directamente alimentado desde las dos direcciones por dos bancadas de cilindros. El turbo está instalado directamente en el bloque motor entre las bancadas de cilindros para ofrecer un funcionamiento estable y sin vibraciones, además de que este motor cuenta con uno de geometría fija, más robusto y ligero que un turbo de geometría variable. La reducción en el consumo de combustible, con respecto a la anterior generación de motores V8, se sitúa entre 7% y el 10%, siempre según datos de la marca.

Desde luego, podemos asegurar que el objetivo buscado por la marca para poner en liza este Scania se ha conseguido. La mecánica V8 sigue siendo un Scania R520 V8objeto de deseo para cualquier transportista que aprecie la historia de estos motores, y no digamos para los mas acérrimos Scanistas. Con el escalonamiento de estas diferentes potencias, la marca ofrece a sus clientes el poder disponer de uno de estos camiones sin que ello suponga un desembolso exagerado, o un impedimento a la hora de pensar en los costes de mantenimiento y trabajo. Si bien es verdad que, como decíamos anteriormente, la propia marca dispone de alternativas más eficientes y de parecidas características, hay que valorar el esfuerzo hecho para que los clientes tengan la oportunidad de elegir un camión con esta motorización.

Los resultados obtenidos en cuanto a consumo, son prácticamente calcados a los de una unidad de la propia marca con el motor de 13 litros y 500 CV, lo que dice mucho a favor de este modelo y de sus posibilidades.

Si quieres ver los datos técnicos o las imágenes de esta prueba, haz clic en Datos técnicos Scania R520 V8 o Fotos Scania R520 V8.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This