El Peterbilt 379 The Hustler de Eilen & Sons Trucking

Con base en la pequeña ciudad de Hampton, en el condado de Dakota, en Minnesota, a escasa media hora de las ciudades gemelas Minneapolis y St. Paul, centros neurálgicos de este estado del Midwest de Estados Unidos, Tom Eilen concentra su actividad como operador transportista de graneles Peterbilt 379 The Hustlerpulvurolentos y de líquidos. En la actualidad, este transportista, asociado a sus dos hijos, Jonathan y Pat, ha convertido la empresa familiar no solo en el medio de trabajo y sustento, sino en un medio de vida para todos ellos. Eilen & Sons Trucking cuenta con una flota de más de 50 camiones, ninguno igual a otro, todos únicos en su especie y poco más que espectaculares. Aunque esta transformación de un Peterbilt 379 The Hustler no circula como parte de su flota de camiones habituales, es importante para la familia, pues se trata de la primera transformación propia, por parte de Jonathan y Pat como EAST Customs (Eilen And Sons Transformations).

Los cimientos de la empresa

Tras graduarse Tom Eilen, en 1972 comenzó su andadura como chófer para otros transportistas. Apenas tres meses después ya estaba listo para formar su propia empresa. Dicho y hecho, se estableció por su cuenta con un cabover. Trabajó como transportista y mecánico Peterbilt 379 The Hustlerautónomo, y durante los siguientes tres años ayudó a levantar la empresa para la que trabajaba, aunque aspiraba poseer la suya propia. El propietario de esta empresa consideró vendérsela a Tom y, una vez más, dicho y hecho, Eilen poseía su propia empresa de transporte en 1985, con un camión, un par de remolques y tres clientes. Julie, la esposa, llevaba las cuentas y atendía el teléfono en la oficina, mientras que Tom, a bordo del camión, cumplía con la demanda de transporte. Más de treinta años han pasado desde que Eilen & Sons Trucking comenzase su actividad y, ahora, la empresa cuenta con alrededor de 55 empleados entre conductores y personal de oficina. Un único lema les une: “Pride in excellence”, algo así como el orgullo de la excelencia, que siguen al pie de la letra más que como un lema como un modo de vida. Una frase que se serigrafía en la totalidad de los vehículos de la compañía.

Los 360 grados del Peterbilt

Jonathan y Pat han dado rienda suelta a su imaginación para la transformación de este Peterbilt 379 que ya cuenta con una excelente calidad de partida. Aun así, el chasis es el primer elemento con el que se ponen los hermanos de Hampton, pues el óxido está muy presente. Tras la estructura, llega el momento de la Peterbilt 379 The Hustlerpreparación del motor y, para ello, confían en el preparador del momento, el taller PDI, de St. George en Utah, que aporta 220 CV suplementarios al modelo de 600 CV. De este modo, la potencia máxima pasa a ser de 820 CV, que pueden sentirse en el mismo momento de la aceleración. Los ejes también han sido modificados y adaptados para unas llantas de mayor diámetro, que aseguran una excelente relación entre potencia y carretera.

Por lo que respecta a la cabina y el capot, y que a la vista está en las imágenes, ha sido la parte más importante del trabajo de esta transformación. La orientación “top chopped”, que baja el techo no menos de 22 cm a la cabina, con la visera de agujeros perforados como tapacubos de las ventanas, ofrece al apartado acristalado un enfoque estilístico, cuando menos interesante. A pesar del recorte y para mantener las ventanas, sumamente importantes, las puertas son otro objeto de modificación, sin duda. Mientras las puertas del sleeper tienen el sistema de apertura inverso, el habitáculo conserva el sistema original de apertura. La segunda modificación en estos elementos son los asideros de las puertas. Para ello, perfectamente integrados en el proyecto, se han escogido como punto de partida los sistemas que se montaban en los clásicos modelos Peterbilt 351. En Peterbilt 379 The Hustlerdefinitiva, el capot, a menudo apenas modificado en estos modelos, se beneficia de una apertura muy original. Siempre se realiza de atrás adelante, mientras que las aletas se mantienen en su sitio.

El interior del habitáculo ha requerido de una atención especial, que huye del salpicadero original, pues se ha realizado con un material compuesto de aluminio, que le aporta un toque de elevada personalización. El mismo trato han recibido los paneles de las puertas, que se han modernizado con un corte actual y de original diseño, del mismo modo que los asientos delanteros. Un sinfín de ideas que nos llegan de esta simpática familia del norte de Estados Unidos, la familia Eilen, habitual en los Truck Show y con un sinfín de galardones como el Best of Show en su haber; en certámenes como el MATS, donde los vimos; el Trick My Truck, o el aparecer en el prestigioso calendario de Super Rigs de Shell Oil hasta diez veces, que solo podría compararse con ganar la Super Bowl en el fútbol americano.

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!