Peterbilt 379 Doble carro de SRS National

Corría apenas el año 2001 cuando Jerry Beaudoin se decidió a establecerse como transportista con la denominación SRS National en Southington, una población al norte de Nueva York, en el estado de Connecticut. Jerry se especializó en el movimiento e eliminación de minerales contaminantes de la tierra, así como vertidos, entre otros. Tan sólo dos períodos habían pasado cuando su flota Peterbilt ya se había duplicado y entre sus conductores Pete se sumó su hermano James, pues la cartera de clientes había crecido exponencialmente.Peterbilt 379

En 2007, último año de la comercialización del Peterbilt 379, se decidió a adquirir un tres ejes; un triple, como les llaman al otro lado del charco, o un doble carro, como se les conoce comúnmente aquí. Con el negocio totalmente establecido, este camión cumpliría con dos objetivos claros, consolidaría la imagen de la empresa y se haría con el galardón más preciado imágenes de este reportaje.

Peterbilt 379En primer lugar, escogió este coloso de la ruta, puesto que el modelo ya llevaba labrados diez años de éxitos sobre las rutas estadounidenses, y se había convertido en un verdadero icono del transporte americano. Para elaborar tan auténtica y profunda transformación, su propietario se decidió por equipar el Peterbilt con un motor Cummins 565 ISX con el que más tarde recorrería las 846 millas que separan Southington de Louisville y viceversa, para en la actualidad trabajar diariamente en la actividad principal de SRS.

Tal y como confiesa Jerry: “Quería un cambio radical, un aspecto único con piezas y elementos jamás vistos en las alfombras de exposiciones de este tipo”. De ahí precisamente que los faros fueran instalados en el parachoques con un sistema de inclinación para camuflar el faro. Aunque, por desgracia, modificado con posterioridad, puesto que, debido a las exigencias de las autoridades locales, pudiera garantizar una mejor visibilidad.

Peterbilt 379El logotipo de la empresa, así como los colores, son los elementos base de la decoración, pues recordemos que una de las principales misiones del 379 es proclamarse embajador de SRS National a lo largo y ancho del territorio.

Otro de los detalles más significativos en el exterior del vehículo es la ausencia de tiradores o manetas para la apertura de puertas, pues en tan exhaustiva remodelación se declararon antiestéticos en este moderno proyecto. Los alerones traseros sellan el remolque, junto con las grandes chimeneas de 200 mm de diámetro.

El Peterbilt se pintó en su totalidad en negro, que resalta los elementos cromados, y todavía más la doble franja naranja que mantiene a lo largo de todo el conjunto, exceptuando la parrilla frontal, y que aporta el único toque de color. El naranja, el negro y el gris son los colores que empleó mi padre en su empresa de transporte, y yo he querido continuar su estela”, concreta Beaudoin. Realmente debe revelarse como una estampa impresionante ver cómo se te acerca esta máquina al circular en tu vehículo y mirar por el retrovisor.

Como en el exterior, el negro es el color protagonista en el habitáculo. Para los asientos, Jerry escogió el cuero, mientras que el tablero de instrumentación destaca con un negro lacado. Aun así, los cromados se combinan en la palanca de cambio, el volante, los pedales o la columna de dirección, entre otros detalles. La doble franja naranja también cubre el perímetro interior, con lo que se hace muy evidente la estrecha relación entre el aspecto exterior e interior.

El remolque, también realizado a medida, cuenta con los mismos detalles y acabados que la tractora de tres ejes, colores, formas y cromados. Además, la parte inferior del mismo suma varias luces rectangulares, que se combinan con los tubos de neón colocados bajo el bastidor y los cinco leds alojados en el techo del Pete. Al caer la noche, el Peterbilt 379 forma un espectáculo propio de luces y colores que contrastan aún más con el negro base de la pintura.

Peterbilt 379Aun así, para ganar en tan prestigioso certamen, Jerry tenía bien claro que su camión debía salirse de las transformaciones habituales, salirse de la norma y contar con elementos especialmente concebidos y diseñados en exclusiva. De este modo, escaleras y soportes del remolque se diseñaron con la misma forma exclusiva del logo del empresario, que le otorgaba al camión un aspecto inédito y armonioso entre los detalles incluidos.

Poco dejó al azar o en manos del destino para que los integrantes del jurado lo aclamasen como mejor camión decorado y tuneado del Mid-American Truck Show. Jerry cuidó hasta el más mínimo detalle para que no hubiera lugar a dudas, el premio se iría a Southington fuera como fuese por méritos propios, y así fue. Ninguna duda cabe al respecto.

Arículos relacionados

En el estado de Iowa, en pleno Medio Oeste estadounidense, tiene lugar una de las fiestas más grandes del mundo camionero yanqui: el Truckers Jamboree de Walcott. Tres días de música, barbacoa y un imponente escaparate repleto de joyas del transporte. Es la meca del camión y hasta allí hemos peregrinado.

Únete a los comentarios

Comments

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!