Nordic Trophy, el transescandinavo express

Treinta y cinco años de tradición son con los que cuenta esta gran cita sueca, la Nordic Trophy, que se celebra cada año desde 1982 en el circuito de Mantorp Park. Una reunión que bien podría compararse con la alfombra roja de Hollywood y las ansiadas estatuillas que cualquier actor querría exponer en la vitrina de su casa.

En esta mítica concentración nórdica, debido al elevado nivel de participación, tan importante es la calidad de los acabados del camión como la propia puesta en escena, como podemos observar en las fotografías. Y si no, que se lo cuenten al vencedor de este año y el de la anterior edición, el finlandés Mika Auvinen, con su tren de carretera ciNordic Trophysterna Scania R620 Gunfighter, que rinde un fantástico tributo a aquellos pistoleros que atracaban los ferrocarriles del Viejo Oeste.

Customizado como si del primer expreso que cruzó esas peligrosas tierras se tratase, además, descansaba sobre unas vías férreas, que lograban el clima idóneo para observar con detenimiento el conjunto completo.

Entre los casi doscientos cincuenta participantes llegados de infinidad de lugares del continente europeo, éste no fue el único camión que mostró motivos relacionados con bandoleros, diligencias, indios y, en general, con el Oeste americano, tierra prometida de libertades y riquezas.

Nordic TrophyAunque más que destacable fue la presencia de tractoras Scania en la reunión, el certamen contó también con asistencia de otras marcas como DAF, Iveco, MAN, Mercedes-Benz, Kenworth y Volvo, que junto con el primero, lógicamente, fueron los habituales entre los participantes.

De hecho, el segundo galardón lo obtuvo el Volvo Road Cruiser que mostraba alegremente varios camiones saltando y retozando en el agua como si fueran atléticos delfines escoltando un crucero por el Mediterráneo. Desde luego, además del elevado nivel en la convocatoria, cabe destacar la imaginación de propietarios y dibujantes en todos los vehículos.

Así como el buen número de accesorios montados, protecciones, bocinas, insignias cromadas, entre otros, y la expectación suscitada por luces, focos, que destacaron por la noche y se convirtieron en la iluminación principal del recinto.Nordic Trophy

Buen ambiente

Como dicen, la experiencia es un grado, y en este festival resaltaron las dotes organizativas, a pesar del gran número de asistentes, tanto participantes (247) como aficionados. Allí todos disfrutaron del intensivo escrutinio de todo tipo de detalles, diseños, dibujos, pinturas, tapizados interiores, accesorios, etc.

Y que hizo que por unos días al ver estas gigantes obras de arte rodantes desapareciera cualquier ápice de crisis, recoger ideas para poder ponerlas en práctica en sus propios camiones decorados que les esperaban en casa.

 

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!