Los Volvo Trucks FMX, más eficaces y más seguros

La carrera tecnológica había comenzado. A la gama FL 12 le seguiría la serie FM, que arrancó en 1998, y en 2010 aparecieron los FMX como herederos de las distintas evoluciones. En 2010, el FMX fue presentado como un camión concebido exclusivamente para el sector más duro y exigente del transporte: el de obras, canteras, rebajes, extracción de áridos, desmontes, etcétera.

Volvo FMXLuego, tres años más tarde, se cumplimentó la gama con nuevas versiones mutiejes. Ahora, ocho años después, la nueva gama FMX ha sido mejorada en todos los aspectos tecnológicos, en seguridad, capacidad de carga, de tracción, suspensión, consumos, maniobrabilidad, ejes y un largo etcétera. Un camión concebido para trabajos diarios en medios hostiles, preparado para operar ante unas inclemencias meteorológicas totalmente adversas, con rampas o accesos de fuertes desniveles, pisos embarrados…, tiene que reunir una serie de características técnicas para poder desenvolverse como pez en el agua con un buen número de toneladas en su lomo.

Esta versión de camiones nos resultará familiar estéticamente por una serie de elementos característicos de su imagen externa: un parachoques más grande y elevado, los protectores de los faros, una gruesa plancha corredera para proteger adecuadamente los bajos, un primer escalón de acceso a cabina totalmente retráctil, que cuando encuentra algún obstáculo se recoge y evita así cualquier desperfecto, o la toma de admisión de aire elevada son algunos de los Volvo FMXaspectos más destacables, al igual que lo será su altura libre al suelo. Un camión no se adapta a todo tipo de trabajos y más si hablamos de unas condiciones tan exigentes como las aplicaciones a las que se orientan estos.

Por eso con la gama FMX, Volvo mantiene abierta una serie de posibilidades ilimitadas para el cliente. La elección del tipo de chasis o configuración es flexible según las especificaciones solicitadas, tanto si concierne a una tractora como a un camión rígido. El control automático de tracción resulta de lo más eficaz, al actuar instantáneamente cuando existe una pérdida de motricidad, pues mantiene un excelente compromiso con la reducción del consumo de combustible y la maniobrabilidad del camión. La disponibilidad de ejes o ejes tándem o trídem es otra de las aptitudes de los camiones FMX que se ven reflejadas directamente en la capacidad de carga.

Pensemos que para el transporte más pesado, Volvo ofrece a la carta la posibilidad de fábrica de disponer de hasta cinco ejes bajo el chasis, en configuración 10×4 o 10×6. Se trata en este caso de un camión que cubre la creciente demanda de las cargas de gran tonelaje en este sector. Estas Volvo FMXversiones del FMX incluyen un eje tándem elevable, que ofrece un mejor radio de giro, economía de consumo y ahorro en neumáticos. En el delantero, el fabricante también ha incrementado la capacidad de carga. Existe la posibilidad de contar con la suspensión neumática tanto en los ejes delanteros como traseros o el sistema de freno electrónico. Para las actividades de minería subterránea, Volvo ha transformado un FH diseñado exclusivamente para tales tareas.

La cabina del camión es de muy baja altura y el techo está sólidamente reforzado y protegido por una rígida plancha de metal que evitará el riesgo ante un eventual desprendimiento. Es también un camión apropiado para la instalación de una grúa-pluma sobre el chasis o el rescate en carretera. En esta gama de camiones especiales, el fabricante ofrece tres tipos de cabina. La diurna (FMX-Day), con un interior agradable, cómodo y ergonómico; la cabina con Volvo FMXsleeper (FMX-SLP), que ofrece la posibilidad de pernoctar a una o dos personas y, por último, la Globetrotter Cab (FMX-HSLP), que puede acoger dos personas cómodamente y se muestra generosa en su espacio interior para el almacenamiento de objetos o equipaje adicional.

En las dos versiones anteriores, de las cabinas descritas, la altura interior es de 157 cm, 114 sobre el vano motor, mientras que en la FMX-HSLP, las dimensiones son de 196 y 153 cm, respectivamente. La suspensión de la cabina se confía a muelles con amortiguadores o neumática con control de nivel automático. Adicionalmente se pueden dotar de un pack de conducción, techo escotilla, retrovisores electrónicos calefactados o bloqueo de seguridad en la puerta del acompañante controlada desde el conductor. También está disponible el pack descanso.

Volvo FMXLos motores de la nueva gama Volvo FMX son de seis cilindros en línea y se encuentran disponibles en dos versiones, el D11 y el D13. Los primeros, con una cilindrada de 10,8 l, cubren el abanico de potencias de 330, 370, 410 y 450 CV, dentro de un régimen de giro de 1.600-1.900 rpm. El D13, con sus 12,8 litros, está disponible con 420, 460, 500 y 540 CV, siempre en un régimen de trabajo entre las 1.400-1800 rpm. La línea motriz se complementa con el I-Shift, que proporciona a la caja de cambios las funciones básicas.

Volvo FMXEl sistema se adapta a las diferentes funciones del transporte, sea distribución, construcción, etcétera. La selección de marchas se efectúa de modo automático, rápido y suave, puesto que gestiona o combina el uso del freno motor, embrague y el freno de los ejes intermedios. El sistema interactúa con el EBS y ECS, lo que facilita el arranque y maniobras, al optimizar también la potencia de frenado. Las cajas de cambio manuales están igualmente disponibles, son de 14 marchas con Split. Se les puede acoplar un ralentizador compacto, una toma de fuerza o un refrigerador de aceite.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This