Los nuevos Stralis NP460, la generación del gas

También fue Ulm el lugar de nacimiento de Albert Einstein, si bien unos años antes, en 1864, y donde el jefe de bomberos voluntarios Conrad Dietrich Magirus consiguió facturar el primero de los camiones para luchar contra el fuego. Magirus se labró muy pronto una excelente reputación porque Iveco Stralis NPsu ingeniería y mecánica eran capaces de operar en las peores circunstancias o en las condiciones más extremas con total éxito.

El nombre de Magirus se asoció siempre a Deutz, puesto que los famosos e irrompibles motores de refrigeración por aire que montaban sus vehículos los suministraba Deutz AG, quien continúa fabricando estos motores para aplicaciones agrícolas y marinas.

En la histórica sede

Propiedad hoy de Iveco, en Ulm no solo se fabrican los camiones contraincendios, sino que también la extensa gama de militares, blindados y otros modelos reservados a la seguridad en sus distintas Iveco Stralis NPfacetas o aplicaciones. Asimismo, el equipo de competición del Europeo de camiones tiene allí su sede y banco de pruebas. Pero vayamos a la historia que nos ocupa.

Una historia que además representa un importante cambio en el transporte por carretera de larga distancia: el GNL o gas natural licuado. Un combustible que si bien no es nuevo, se perfila como uno de los más sostenibles en el segmento. Para darlo a conocer en profundidad, Iveco ha escogido la histórica sede de Ulm y los alrededores intercomarcales de la zona. Es allí donde se ha rodado con los nuevos Stralis NP 460, una gama pesada de camiones con 460 CV de potencia, cuya mecánica alimentada por gas natural se complementa con una caja de transmisión totalmente automatizada de última generación.

Ni híbrido ni dual

Los nuevos Stralis NP 460 de Iveco son camiones monocombustibles, cuyo depósito de GNL concede una autonomía de desplazamiento de hasta 1.600 km. El fabricante cifra la reducción de consumos, Iveco Stralis NPen lo referente a combustible, hasta en un 15 % y en un 9 % el coste total frente a un camión convencional de gasóleo.

El camión está diseñado para cubrir un amplio espectro de necesidades del transporte moderno actual: regional, nacional o internacional, en gran volumen, portacoches, ADR, cajas móviles, construcción, etcétera, son sólo algunas de las aplicaciones para las cuales el Stralis NP de 460 CV está perfectamente adaptado. Los motores con una franja de potencia entre los 440 y 480 CV son, si echamos mano de las estadísticas, los de mayor difusión o los más vendidos, no solo en nuestro mercado doméstico, sino a escala europea.

Iveco Stralis NPEsta gama de camiones se presenta con el nuevo motor Cursor 13 NP, de corte monocombustible basado en el GNL, como decíamos en líneas anteriores. Su eficacia, confort o gestión de los consumos se ve complementada por la utilización de la nueva caja automática Hi-Tronix de 12 relaciones. Con esta podemos practicar incluso la conducción predictiva Hi-Tronix, siempre atendiendo al empleo del GPS. Los 1.600 km, una autonomía de récord, los conseguimos con la versión de doble depósito.

Si el año pasado conocimos el camión de gas con 400 CV, probado en los alrededores de la fábrica de Barajas, en Madrid, que, dicho sea de paso, es lugar de origen de los camiones Stralis NP, hoy llega al mercado este nuevo, una potencia mucho más adecuada a las exigencias del transporte Iveco Stralis NPmoderno. El gas natural es uno de los combustibles más ecológicos y con menos residuos exteriores, siempre que hablemos de motores de combustión interna.

En este sentido, los expertos inciden en que se trata de una de las vertientes más maduras y desarrolladas cuando nos referimos al transporte sostenible de estos momentos. La tecnología que nos plantean este tipo de motores en el transporte actual supone un 99 % de las partículas arrojadas en suspensión hacia el exterior y el 60 % de NOx, si lo comparamos con los límites del Euro IV. No debemos pasar por alto que su funcionamientos es también más silencioso, por lo que las emisiones acústicas también se reducen notablemente.

Jornada gasística

El gas natural, que parece perfilarse como una alternativa real al diésel, es un combustible que se viene utilizando en distintos modos del transporte actual: desde los turismos, pasando por las furgonetas o autobuses de transporte urbano, hasta camiones, líneas de ferrocarril sin electrificar o cargueros marítimos.

Iveco Stralis NPLas jornadas fueron prologadas al alimón por Luis Orbañanos, de AutoDistribución, y Jordi Sardina, de Iveco Zona Franca. Gaetano de Astis, el hombre fuerte de la marca Iveco en España y Portugal, fue el encargado de epilogar una serie de ponencias hablando del compromiso de la marca ante el transporte y los nuevos retos actuales, así como con las alternativas que plantean otros combustibles y tecnologías como es la del gas natural. Hizo referencia explícita también al cada vez más extendido compromiso que adquieren los propios transportistas o la responsabilidad de todos los implicados por mantener y preservar la calidad de nuestro ambiente.

Hará unos veinte años…

Destaco como muestra de este compromiso el hecho de que en el último año han sido solicitadas más de 1.500 unidades del Stralis propulsado por gas. Fue también la persona que epilogó el acto Iveco Stralis NPe hizo mención del know-how de Iveco, la experiencia y el compromiso de todos los hombres de la marca para con el sector, así como del orgullo que representa.

Manuel Lage, secretario general de Gasnam, expuso una documentada y amena exposición sobre el gas natural, sus ventajas de utilización, la reducción de emisiones o las posibilidades de este combustible en el transporte. Javier Camón presentó las numerosas novedades en los diferentes segmentos, e intervino José María Chamizo, responsable de la división de gas de Iveco, y Antonio Murugó, de Hamsa. Conocimos la experiencia de transportistas y responsables de flotas por boca de Jesús Franganillo Iveco Stralis NP(Ferrovial), Jordi Faulón (IMES-APi), Joan Prades (FERCAM), Ángel Maestro (Transportes Portuarios) y Jordi Mariné (Marine). Moderó el acto el propio Manuel Lage, antes de que De Astis lo clausurase.

En un pequeño break, me acerqué a saludar a Lage, al que hacia tiempo que no veía, aunque sí hemos hablado varias veces. Le recordé que hace más de veinte años escuche hablar por primera vez del gas en el transporte por carretera. Fue en el Departamento de Ingeniería de la entonces Pegaso, ubicado en Zona Franca, y Manuel Lage era por aquel entonces el responsable.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This