Leyendas Mercedes-Benz de otra dimensión, en Wörth

Para los fanáticos de los camiones clásicos, en general, y de los de Mercedes-Benz, en particular, entrar en este centro que el fabricante alemán tiene en la localidad de Wörth es hacerlo en otra dimensión.

Nuestros lectores, que sabemos que son auténticos apasionados de estos vehículos clásicos, a buen seguro que disfrutarán al ver las instantáneas que decoran estas páginas.

Mercedes-Benz WorthEn el Centro de Información por Sectores (BIC) que la marca de la estrella tiene en la localidad alemana de Wörth, es música para los oídos. Situado al lado del Centro de Atención al Cliente y frente a su planta de camiones, la instalación recibe cada año unos 13.000 visitantes. Aproximadamente 170 camiones de todas las series y tonelajes están disponibles durante todo el año en el BIC.

Este centro se abrió en 2000. En él no solo se pueden ver auténticas joyas de la automoción; además de centro de exposición de vehículos, los clientes también pueden realizar recorridos de prueba con los vehículos cargados en condiciones reales.

Además, en el BIC se organizan jornadas informativas sobre sectores específicos. Si eres fan de Mercedes-Benz, desde luego, debes visitar este sitio.

Mercedes-Benz WorthNosotros lo hacemos con motivo de la presentación del imponente camión de obras Mercedes-Benz Arocs. Nos reciben cuatro leyendas de la marca de la estrella. Un cuarteto de vehículos históricos de Mercedes-Benz para la construcción.

Los modelos eran el LAK 315, el 2624, el 2232 LP y el 1635. Qué duda cabe de que los camiones pesados para construcción tienen una larga tradición para la marca germana. Durante más de cien años sus robustos camiones han sido auténticos referentes en el sector. En este repaso, el LAK 315 fue un camión clásico de capot avanzado de los años cincuenta.

Nacidos en 1950 con la designación L 6000/6600, que reflejaba la carga útil de su chasis, Mercedes-Benz modificó Mercedes-Benz Wortha mediados de los cincuenta dicha designación de modelo, que a partir de entonces se basó en el código de desarrollo. Con una MMA de 14,7 t en la ejecución reforzada y una carga útil de hasta 7,6 t, el LAK 315 es desde la perspectiva actual un camión semipesado, si bien en sus tiempos pertenecía al club de camiones pesados con tracción integral para la construcción.

Bajo el capot largo dispone de un motor atmosférico de seis cilindros en línea con 8,3 litros de cilindrada, 145 CV de potencia y un par motor máximo de 55 mkg (unos 539 Nm).

Adiós a los de morro

Los clásicos camiones de capot largo desaparecieron del programa de modelos a finales de la década de los cincuenta. El motivo fue un cambio en la legislación de transportes alemana, que imponía claras limitaciones a la longitud y al peso.

Mercedes-Benz WorthAnte esta nueva situación, Mercedes-Benz reaccionó en 1959 introduciendo un vehículo de capot corto, con el motor alojado parcialmente bajo la cabina. De ese modo se ahorraba espacio, una auténtica especialidad de los camiones con estrella.

En 1963, la marca completó la oferta introduciendo por primera vez tras la Segunda Guerra Mundial modelos pesados de tres ejes, concebidos especialmente para el transporte para la construcción y el tráfico de trayectos cortos.

Algunos de los rasgos característicos de los camiones de morro corto eran la parrilla ovalada y la posición de los faros, también ovalados, en el parachoques.

Estos imponentes camiones podían circular con 22 toneladas por carretera y con una MMA de 26 t fuera de las vías públicas.

Mercedes-Benz WorthEn solo unos años, Mercedes-Benz se convirtió en líder del mercado de vehículos pesados para la construcción con sus característicos camiones de capot corto. Estos modelos se fabricaron hasta comienzos de los setenta, aunque llegaron a suministrarse hasta 1982 y se fabricaron en pequeñas series hasta 1995. En la era de los camiones de morro corto se produjo un cambio importante en la técnica de motores, que pasaron del sistema de precámara a la inyección directa.

También vimos el Mercedes-Benz 2232LP, un camión de cabina avanzada con motor V10. Presentado en 1963 escondía bajo esa cabina basculante propulsores con una característica disposición de cilindros en V que fueron referente en el segmento hasta mediados de los noventa. El motor más potente del LP con cabina cúbica fue un 320 CV de potencia con un par de 1.010 Nm.

Otra de las joyas exhibidas en el BIC fue el Mercedes-Benz 1635, una serie de camiones lanzada en 1973 con la denominación NG (Nueva Generación). La base de su éxito era el diseño de la cabina con parabrisas de gran tamaño en posición inclinada y ventanillas laterales muy prolongadas hacia abajo.

Mercedes-Benz WorthAsimismo, la gama de motorizaciones contaba con opciones V6, V8 y V10. El clásico 1635 de 1937 es una tractora de dos ejes con semirremolque volquete de la fase NG85. Sobresale de este vehículo un puesto de conducción completamente renovado y, sobre todo, el mando electroneumático del cambio EPS.

Durante nuestro paseo por el BIC encontramos, en una de sus múltiples salas, veteranos camiones que mostramos en estas páginas. El más antiguo de los exhibidos era un LO2000 de 1935, un camión volquete con motor OM59 de 55 CV. Con esta misma configuración pudimos ver el modelo L311, una serie que se fabricó entre 1955 y 1961. El vehículo exhibido era de 1958 con motor OM312 con 100 CV.

El más poderoso de la muestra, un tres ejes, un Mercedes-Benz LP333 de 1960, que en la época hacía las delicias con su bloque OM326 de 200 CV.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This