La gama X-WAY, el Iveco Stralis de la construcción

Iveco ha tenido siempre no solo buena representación en este exigente segmento del transporte, sino que además ha estado acompañada de una sólida reputación. No hay más que fijarse, por ejemplo, en nombres como EuroTrakker o el actual Trakker, que son algo más que las denominaciones heredadas de aquellos incombustibles Pegaso Trakker, cuyos chasis tan ligeros como resistentes marcaron un territorio tan difícil y competitivo como es el de la construcción.

Iveco X-WayCuando hablamos del transporte de obras, construcción o extracción de áridos en canteras, por regla generalizada lo hacemos de un sector que desarrolla su actividad principalmente en un sector comarcal, cuando no urbano o interurbano. Como en otros aspectos del transporte por carretera, es un segmento que necesita operatividad, compromiso logístico, tecnología y capacidad de tracción, ya que no son pocas las ocasiones en que las actividades que realizar se derivan hacia terrenos con adherencia mínima, en condiciones extremas o con la meteorología incordiando más de la cuenta, sobre todo en zonas de nuestro territorio donde los inviernos no son una caricia.

Es ahí donde se necesita la presencia de esos recursos mecánicos, amén de la capacidad de carga y soluciones sobre la marcha. El X-Way viene a ubicarse en ese plano intermedio de las distintas variantes del transporte de la construcción que puede ir desde la gravera hasta la recogida de sacas, pasando por una infinidad de aplicaciones de Iveco X-Waylo más diversas. Iveco ha jugado muy fuerte la apuesta de sus chasis, heredado del Trakker, en el que ha reducido sensiblemente la tara y se ha apostado de forma sólida por una mayor carga útil.

Otro aspecto fundamental del X-Way es la flexibilidad de los nuevos camiones para que su propietario pueda aportar el mayor número posible de soluciones al cliente. Un aspecto destacable se halla, por ejemplo, en la versión Super Loader (SL), que sobre un chasis 8×4 se erige como el camión de más baja tara del sector, con 9 toneladas en vacío. Esa reducción supone loa posibilidad de aumentar la carga útil hasta 335 kg.

Mecánicas y soluciones

Iveco motoriza la nueva gama de camiones con los propulsores de la familia Cursor de 9, 11 y 13 litros de cilindrada, con el sistema Hi-SCR. El abanico de potencias va desde los 310 hasta los 570 CV. La propulsión a gas también es posible en la gama de obras, ya que el cliente puede solicitarlo con el motor Cursor 13 NG de 460 CV, Iveco X-Wayque también lo emplea en el Iveco Stralis de larga distancia. El X-Way puede configurarse a la carta según las necesidades de cada cliente, de modo que se adapte a cualquiera de sus necesidades operativas con la máxima precisión: hormigoneras, forestales, volquetes semitrailer, etcétera. Las tractoras son de configuración convencional, 4×2 o 4×4, mientras que los modelos rígidos son de dos, tres o cuatro ejes con las diferentes condiciones de tracción. En cuanto a las cajas de cambio, también se puede optar por las manuales de ZF, las automáticas de Allison o las ZF-Hi-Tronix automatizadas.

Iveco ofrece también con la gama X-Way el sistema de tracción delantera hidrostática, denominada HI-Traction. Es un sistema de tracción extra, mucho más liviana que la integral y que proporciona una motricidad extra que siempre se necesita en terrenos difíciles, en las canteras, en los rebajes o en los trabajos fuera de carretera. El sistema actúa Iveco X-Waysobre el eje directriz mediante una bomba hidráulica, y con solo pulsar un interruptor en el tablier, obtendremos esa tracción extra cuando la convencional se vea comprometida por las condiciones que sean.

Las versiones de cabinas disponibles son tres: la cabina AD, de arquitectura corta con techo bajo o Active Day; la AT, que dispone de litera y cuyo formato puede ser de techo medio o bajo, también denominada Active Time y, por último, la AS, que representa la más grande de la gama y cuya estructura es la de máximas dimensiones. Se conoce como Active Space y está pensada para trabajos de largo recorrido, previendo el descanso del conductor.

La informática, la electrónica o los sistemas de seguridad y gestión son aspectos fundamentales también de la nueva gama X-Way que Iveco no ha descuidado ni un solo instante. El catálogo de ofertas es de lo más amplio. Las Iveco X-Waytipologías de suspensiones, las configuraciones del camión, en combinación con las mecánicas, los dispositivos para tomas de fuerza o los sistemas de tracción, conforman un abanico en la oferta para que pueda hallarse en todo momento la máxima eficacia en las distintas aplicaciones del transporte, combinadas con el confort y la seguridad.

Ya que nos hallamos en esta página del confort y la seguridad, cabe subrayar en fluorescente que no existen diferencias con las series de camiones destinados a la carretera y al transporte de larga distancia, más allá, claro está, de los dispositivos destinados a la conexión o desconexión de diferenciales, tracción y características propias del tipo de vehículos que conforma la serie X-Way y su cometido particular, donde la tara juega un papel protagonista.

Arículos relacionados

Berlín se convirtió en la sede para la entrega de las primeras unidades del Fuso eCanter a empresas europeas de logística y distribución, planteando así el reparto del futuro con vehículos eléctricos en las principales capitales del continente, donde la contaminación ambiental llega a alarmantes extremos.

Un año después de haber probado una tractora Renault T440, nos volvemos a poner al volante, tras las últimas actualizaciones que la marca francesa ha realizado en ella, con las que prometen unas considerables mejoras en cuanto a comportamiento y consumos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!