Hormigones Zarzuela, una familia con tradición

Valladolid y, por extensión, toda Castilla y León han visto cómo la empresa Hormigones Zarzuela ha ido creciendo y adaptándose con el tiempo a las necesidades que iba demandando el mercado, al ritmo que también lo hacía la capital castellano-leonesa y sus respectivos cambios políticos, sociales y Hormigones Zarzuelaeconómicos.

La semilla se puso en 1941, cuando los hermanos Zarzuela (Pablo, Ildefonso, Felipe y Juventino) fundaron esta sociedad. Sus orígenes hay que buscarlos en Segovia, en la población de Vallelado, donde la familia se dedicaba a realizar labores agrícolas. A principios de los años treinta se trasladaron a Valladolid.

Por todos es conocido que esa década no es de grato recuerdo para los españoles. Precisamente, Pablo e Ildefonso, los hermanos mayores, tomaron parte en la contienda civil.

Finalizada la guerra, con una ciudad por reconstruir, los Zarzuela vieron aquí la oportunidad de trabajar en el transporte de áridos y en las graveras. Los comienzos, bajo la denominación empresarial de Hijos de Liberto Zarzuela, fueron con un par de carros tirados por mulos y cargados a mano.

Poco a poco, Valladolid fue tomando forma y muchas factorías, por la situación estratégica de la ciudad, decidieron poner su base allí. Esta nueva oportunidad de negocio hizo que la compañía adquiriera su primer camión. Se trataba de un Reo y corría el año 1948. Dos años más tarde compraron un 3HC, vehículos pilotados por los propios hermanos.

Hormigones ZarzuelaSe puede decir que las cosas iban viento en popa, con lo que la empresa fue invirtiendo y ampliando instalaciones, también la flota de vehículos. Nuevos proyectos estaban en ciernes, así que a principios de la década de los cincuenta adquirieron otro 3HC, un camión ruso con basculante para el porte de materiales de construcción y para el movimiento de tierras. Con una ciudad en pleno crecimiento, en 1963 incorporación al negocio una planta clasificadora de áridos, retroexcavadoras, camiones dumper y palas cargadoras. A estas alturas, el volumen de la empresa ya era considerable, hecho que se confirma con la compra de una planta de hormigón y otra de aglomerado. Justo después, en 1973, se constituye formalmente Hormigones Zarzuela, momento en el cual empieza a centrarse de lleno en la construcción de viviendas y en la obra pública.

Tercera generación

Ahora que ya han pasado casi setenta años desde que los cuatro hermanos Zarzuela pusieran la primera piedra de esta sociedad, la tercera generación gestiona la empresa. Su responsable, Alfonso Zarzuela, nos cuenta que son “una de las más veteranas del sector y que incluso la cuarta generación ya se ha Hormigones Zarzuelaincorporado a la plantilla”. Antes de ocupar la gerencia, Alfonso también se ponía al volante de los camiones: “Empecé trabajando muy joven; en 1966 me saqué el carnet y ya me puse a conducir”. Ahora que su cometido es otro, que va de visita de obra en obra y de reunión en reunión, Alfonso tiene como afición en sus ratos libres la restauración de camiones antiguos. Ya lleva tres (dos Leyland y un MAN) y el cuarto está en marcha (un 3HC). De ese hobby hablaremos más detalladamente en otro reportaje que presentaremos en próximos números de esta revista.

Siguiendo hablando de la compañía, nuestro invitado nos explica que “la flota de camiones, la hemos ido ampliando poco a poco. Actualmente está compuesta por 40 vehículos entre hormigoneras y transporte de áridos; la mayoría, de las marcas Mercedes-Benz, MAN e Iveco. Nosotros hacemos transporte regional, prácticamente por toda Castilla y León. Con el tiempo también hemos ido derivando al transporte de grava, la explotación de áridos, los hormigones, excavaciones, obra pública y viviendas, incluso contamos con una bodega de vinos”.

Situación actual

Alfonso aprovecha la ocasión para informarnos de que el grupo familiar está formado por dos sociedades: Hormigones Zarzuela, cuyo gerente es él, y Zarzuela, Empresa Constructora. “El Consejo de Administración está integrado por tres primos: Jesús, Liberto y yo. El cuarto integrante es Mª Carmen Cortijo, Hormigones Zarzuelaviuda de Luis, el cuarto primo Zarzuela, que falleció en accidente de tráfico”, especifica Alfonso.

Metidos en plena obra del AVE a su paso por Valladolid, nuestro protagonista nos relata que “no hemos hecho las cosas mal. Así que pese a la situación económica general que se está viviendo en el país, a nosotros no nos va mal. Tenemos en plantilla 250 personas, contamos con una flota fija de camiones y luego echamos mano de mucho autónomo, dependiendo de las necesidades de las distintas obras. Esto nos proporciona margen de maniobra, ya que cargarse de mucho vehículo creemos que es malo”, puntualiza.

Con una larga trayectoria a sus espaldas, el grupo Zarzuela trabaja con seriedad, ilusión y, cómo no, experiencia en los diferentes sectores de la construcción en la comunidad castellano-leonesa. Podemos decir, sin exagerar, que la compañía ha crecido a la par que lo ha hecho Valladolid. Así lo atestiguan obras tan importantes como la del auditorio de la ciudad o la urbanización del parque tecnológico Las Arroyadas, en la localidad de Boecillo, así como la pavimentación de numerosas avenidas, polígonos industriales, acondicionamiento de carreteras, peatonalización de calles o la construcción de viviendas.

Arículos relacionados

Con el mayor parque logístico privado de España y una red propia de 53 delegaciones en toda la Península e islas, incluido Portugal, Redur se ha consolidado como una empresa familiar ejemplar a la que no le ha podido el mal de altura.

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This