Freightliner Classic XL, un gigante de calidad

En esta ocasión os traemos a estas páginas esta maqueta del Freightliner Classic XL, que aunque se trata de un kit algo antiguo de Italeri, no deja a nadie impasible. El conjunto del chasis cuenta con una arquitectura larguísima y posee todos los elementos característicos de un camión auténticamente americano.

Freightliner

No le falta detalle, motor, caja de cambios, eje directriz, suspensión neumática en los ejes traseros, etc. Como característica propia de estos modelos, las piezas como los depósitos de gasóleo, las cajas de las baterías, los pases de rueda traseros, chimeneas y filtros de aire vienen con un baño cromado proporcionado por el fabricante.

PFreightlineror lo que respecta a la cabina, el capot delantero es escamoteable para poder apreciar el conjunto motriz, que destaca por la calidad y cantidad de detalles que incorpora. El acabado del interior del habitáculo tampoco queda al margen, pues para el montaje del salpicadero cuenta con un adhesivo donde se detallan todos los relojes, indicadores y testigos, al igual que su hermano mayor. Los asientos casi parecen auténticos, mientras que el sleeper monta dos camas, aunque echamos de menos un revestimiento interior que complemente el entorno. Una vez presentadas las piezas, continuamos con el montaje del Freightliner a escala 1:24, referencia 3820 de Italeri.

Como siempre, iniciamos el proceso con el chasis, que está compuesto de dos largueros y hasta seis travesaños. En este mismo paso, colocamos dos cilindros de aire. Acto seguido, procedemos a armar el eje delantero directriz que está integrado por diez piezas. Cuenta con el diseño de las clásicas maquetas del fabricante, por lo tanto, el montaje es más sencillo que las modernas, debido a los machos que proporcionaba el constructor antaño. También colocamos los ejes traseros motrices.

Es el momento de posicionar en el chasis los soportes de los ejes; unos son los cojines de aire para la suspensión trasera y los otros son las ballestas delanteras, para rematar este paso montando los ejes en el lugar que les corresponde.

Las tripas de la bestia

Freightliner

Aunque el acabado de la maqueta es de elevadísima calidad, en el interior de la zona de descanso echamos de menos algún tipo de revestimiento.

Con la estructura montada, es el momento de ponerse con el conjunto del motor y la caja de cambios seccionados por un corte longitudinal. Una vez unidos, colocamos la culata, el motor de arranque, la distribución, la tapa trasera de la caja de cambios, entre otros elementos. Con todos ellos integrados, montamos el motor en su lugar junto con las transmisiones, soportes para la cabina, los depósitos de gasóleo, etc. Para finalizar este paso, lo pintamos todo en color negro.

Mientras dejamos secar el bloque, armamos la cabina por paneles, así como el sleeper, para también acabar pintándolo todo en un vivo rojo, incluyendo el capot del vehículo. Una vez bien seco, detallamos los junquillos de los cristales y los limpias en color plata brillante. Pasamos al interior, que pintaremos en diversos tonos grises y negros, y un fondo en azul claro. Después, colocamos los asientos, el salpicadero, la columna de dirección, la suspensión de los asientos, la palanca de cambios, etc. Rematamos el trabajo incorporando los cristales y afianzando el capot al chasis, así como colocando las llantas, ruedas y demás complementos finales.

Más trucos
Más trucos

Por norma general, estas reproducciones americanas suelen incorporar una placa de matrícula pequeña bajo el parachoques, que no acompaña para nada la majestuosa estampa. Así que, por nuestra parte, la eliminamos con cuidado, ayudándonos de un cúter pasada a pasada. Mientras, en el kit de accesorios del mismo fabricante, referencia 720, encontramos una placa para poner en los chasis europeos, y de este modo carenar los faldones de los costados junto con la parte alta del chasis; de esa placa extraemos la medida que más nos convenga, y una vez realizada, la pegamos por la parte baja del parachoques delantero.

Artículo anterior

Renault AE

Siguiente artículo

El Volvo NH, con mucho morro

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This