El túnel del Bruc realiza un simulacro

Una colilla encendida, lanzada desde la ventanilla de un coche, que se introdujo en el filtro de aire de un camión fue la causa inmediata del incendio de este vehículo en el interior del túnel del Montblanc, el 24 de marzo de 2000.

La expansión del incendio provocó la muerte de 39 personas, la mayoría de ellos por asfixia. Así lo afirmó en su día el informe técnico de 1.000 páginas elaborado por siete expertos sobre las causas de aquel fatídico accidente, en poder del juez instructor de la tragedia.

A raíz de aquello la comunidad europea dictaminó una exigente normativa sobre los túneles. De ahí que la Dirección General de Protección Civil de la Generalitat de Catalunya y el Ministerio de Fomento hayan organizado, la pasada madrugada del 4 de octubre, un simulacro de accidente con incendio posterior en el interior del vecino túnel del Bruc, que tan asiduamente utilizamos.

La tragedia simulada ha tenido sus prácticas en la oquedad dirección Lleida. El principal objetivo del simulacro ha sido probar la activación y coordinación de los diversos cuerpos que contempla el PAU (Plan de Autoprotección) del propio túnel y valorar las distintas actuaciones de los equipos de emergencia, así como los sistemas de ventilación del mismo.

Para el ejercicio se ha preparado el choque de un camión con un turismo y un posterior empotramiento entre dos turismos, con derrame de combustibles e incendio. A raíz del “accidente”, 12 personas se han visto afectadas y han tenido que ser excarceladas de los vehículos por los servicios de bomberos. Seis de ellas fueron evacuadas al hospital de Igualada.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This