El Scania de Josep Granell homenajea a la Guerra de las Galaxias

A Josep Granell, al que todo el mundo conoce por su apelativo de Garibaldi, le conocimos precisamente en el antro más oscuro en el que uno puede estar a cielo abierto, es decir, un IV Torelló Motor Fest (de cuyo evento tuvimos crónica en el pasado número de Solo Camión), donde la chupa negra, la barba larga y los malos del mundo se unen en torno a la mejor banda sonora por ellos conocida: un riff rockero, el rugir de una Harley o el claxon de un truck decorado.

Uno de los trucks que más iluminó el recinto torellense, al compás de sus espadas láser, fue el de Garibaldi, que acudió a la cita con su mujer Montse, aquella que le tiene prisionero del beso que nunca debió darle, como diría aquel Jedi humano llamado Anakin Skywalker.

Scania Star WarsAllí, Garibaldi, al que el apodo le viene de la mili por la chaqueta de moto de esa marca, con la que enseguida destacó entre los centenares de reclutas que fueron a su cuartel el primer día, nos cuenta que mucho antes de su empeño por decorar el camión triunfó en él otro que, cómo no, ha de ser siempre el preliminar indispensable: hacerse camionero.

Granell empezó trabajando en una oficina y, tras un breve paréntesis en el que rodó con un Pegaso 515, levantó un negocio de alimentación, trabajó de vendedor en una fábrica de automoción, de repartidor en un furgón y también como operario en una fábrica de tintes y estampación.

Pero quizá por efecto de aquel veneno que años antes le inoculó el citado Pegaso, nuestro protagonista llevó a la práctica una de las enseñanzas más memorables del Maestro Yoda en uno de los capítulos de la saga de la “Guerra de las Galaxias”: “No. No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes”. Y Garibaldi, haciendo, seguramente sin saberlo, honor a aquel marinero que se convirtió en combatiente por la libertad de muchos pueblos en el XIX, sobre todo en Italia, consumó esa enseñanza y, efectivamente, no lo intento, sino que directamente lo hizo.

Scania Star WarsComo tantos de los que a buen seguro están leyendo estás líneas, el pequeño Josep era de los que se divertía con camioncitos de juguete, allá donde otros lo hacían con coches o soldaditos. Aquellos fueron los primeros indicios que nos llevan hasta un día como el de hoy, en el que Josep trabaja en el puerto de Barcelona cargando y descargando contenedores que transporta a terminales, depósitos y todo tipo de clientes.

A veces sale un viaje más largo, que se agradece enormemente para desentumecerse de la rutina portuaria, pero en ese capítulo es donde en Garibaldi surge su vertiente más combativa al afirmar que “tendríamos que batallar para que el tren no nos arrebate este tipo de faena”.

No obstante, y puestos en una trama más lúdica, que es la que en este caso nos ha hecho acercarnos hasta el camión de Garibaldi y su mujer Montse, éste nos confiesa que desde el primer día en el que cogió el volante tuvo claro que quería pilotar un camión decorado.

Su primera aerografía en el Scania que ilustra este reportaje fue la cabeza de un perro grifón entre nubes, pero, tras algunos problemas técnicos con la laca, se inclinó finalmente por lo que hoy podemos contemplar. “La elección del tema fue fácil, pues mi hijo Joel y mi cuñado Lauren éramos incondicionales de la saga Star Wars.

En primera instancia -continúa Garibaldi-, mi cuñado propuso aerografiar en su camión a los protagonistas buenos, y yo a los malos. Empezamos con el mío, en el que se dispuso para su plasmación mi aerógrafo amigo Ade.

La preparación y posterior ejecución de este trabajo fue muy digna, y me produjo una sensación gratificante. Días después -y aquí viene sin duda la parte más sobrecogedora de la historia de este decorado- le dio a mi cuñado, en un viaje a Castellón, un infarto que nos lo arrebató. Fue un palo terrible, lo que hace que cada vez que alguien me dice que le gusta mi camión yo me acuerde de Lauren, pues la ilusión por este proyecto fue compartida entre nosotros, y para mí es un emotivo homenaje que le tributo y le tributaré a diario”.

Josep siente una inclinación más que justificada para no cambiar el fundamento argumental de su decoración, aunque no descarta ir añadiendo nuevos motivos, pues como todo el mundo reconoce, sea o no fan del asunto en cuestión, no hay saga cinematográfica más universal, prolífica y atemporal que la protagonizada por los eternos Darth Vader, Luke Skywalker, Obi Wan Kenobi, Leia, Han Solo, R2-D2, el Maestro Yoda y un etcétera instalado a fuego en nuestro imaginario infantil y juvenil.

Por eso, y como la franquicia creada por George Lucas cavila el añadir tres películas más a las seis ya creadas, se nos antoja que el Scania que hoy ocupa nuestras páginas tiene motivos de inspiración presentes y futuros que garantizan la continuidad de su subsistencia.

Scania Star WarsMientras tanto, Granell permanece atento a una galaxia mucho más prosaica, como es la de la ruta de cada día, acompañado por muchos colegas de profesión, entre los que destaca a Juan Miguel López, que conduce también una preciosa tractora Volvo NH12, y al que le debe su apoyo incondicional en sus comienzos como transportistas, plasmado, entre otras cosas, en un gesto tan simbólico como el de ser el primero en acuñarle una placa de matrícula, con su apodo de Garibaldi, que preside el parabrisas de su Scania.

Así como Han Solo le dijo en su día a un Luke Skywalker niño que viajar por el hiperespacio no es dar un paseo por el campo, Josep sabe también que el oficio de transportista no resulta tampoco ser ningún paseo, como aquellos que se daba de chavalín en las piernas de su abuelo materno, camionero de los de entonces, con aquel lejano Pegaso Barajas del que tanto recuerdos conserva. Pero se ponga como se ponga el camino, lo que nunca cambiará es que Josep Granell, al volante de su Scania, siempre se sentirá libre como Garibaldi, y con la Fuerza siempre acompañándole.

 

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comments

Pin It on Pinterest

Shares
Share This