DAF XF 95 y Freightliner, un hombre y dos estilos

No hace demasiado tiempo que Jaime Iserte se dedicaba exclusivamente a los pedales de su bici. Un duro deporte que le copaba la totalidad de su tiempo y al que se dedicaba profesionalmente. Todavía hoy, esa pasión le remueve en su interior y cuando llega de viaje se ve con ánimo de cambiar los cuatro ejes del DDAF XF y FreightlinerAF y la cisterna que conduce por las dos ruedas de su bicicleta y remontar algún que otro puerto a pedal limpio.

Desde pequeño se fijó en su tío Alfonso, que tenía una empresa de transporte y realizaba la ruta entre Andalucía y Barcelona. De hecho, cuando abandonó el mundo de la bici se inició en su segunda gran pasión de la mano de su tío cordobés, para asombro de sus padres, Marcial y Elisa, que poco conocían la profesión que el menor de sus tres hijos había escogido para ganarse la vida. En aquella época llevaba una caja, pero Jaime necesitaba tener su propio camión y trabajar por su cuenta.

Su devoción por la profesión y concretamente por el camión hizo que buscara un decorador al que le encargó pintar su perrita Nuca, una dulce samoyedo. A Jaime le entusiasma su profesión, pero reconoce que es muy casero, así que, una forma de llevar siempre consigo DAF XF y Freightlineruna parte de su casa es dibujar a su perro. Contactó con Gerard Roca, de Gerona para que hiciera la decoración, en su DAF XF95 de 430 CV. Los laterales los tenía claros, Nuca iría en ellos, en el lateral izquierdo se representaría estirada, y en el otro, de pie. Así que un mes de agosto se animó a dejar el camión un par de semanas para que el artista pintase los laterales del camión.

En un lado predominan los azulones y violetas, mientras que en el otro los naranjas, todo ello en un entorno muy helado y siberiano de donde es originaria esta raza canina. Ambos tonos de colores converjen en el frontal bajo el nombre de Jaime, como si el amanecer y el atardecer encontrasen su lugar. “Tenía claro que quería a Nuca en ambos lados, pero el resto es idea del decorador. Estuve viendo trabajos anteriores de Gerard antes de decidirme, y la verdad es que estoy muy contento del resultado.” confiesa Iserte.

“En la parte posterior de la cabina no sabía qué dibujar y el pintor me propuso pintar un caballo blanco chapoteando en el agua, me gustó la idea y ya veis el resultado”, continúa Jaime. Para rematar la decoración integral, posteriormente se pintaron los spoilers laterales con el mismo fondo y colores de los laterales añadiendo un par de cascadas de estilos distintos. Verdaderamente parecen camiones distintos si miras los laterales por separado.

DAF XF y FreightlinerA pesar de que este vehículo escrupulosamente cuidado y mimado cuenta con ocho años de antigüedad, y aunque a Jaime le habréis visto en varias concentraciones de camiones decorados y demás celebraciones, pocos conoceréis este DAF, porque por norma general, suele frecuentar estos eventos con su otro camión y capricho, un Freightliner amarillo de 1997 que le ha proporcionado sus propias dificultades, homologaciones y matriculaciones, así como averías, entre otras. “Estaba por comprarme un Range Rover o el Freightliner, tenían el mismo precio, y me decidí por el último” confiesa Iserte.

“Éste es muy divertido, es totalmente diferente, es otra historia, pero para trabajar por España me quedo con el DAF, mucho más cómodo, pequeño y manejable”, comenta el tarraconense. Como buen aficionado, Jaime asiste siempre que puede y el trabajo se lo permite a concentraciones como Montmeló, Jarama, La Torreta, Sax y un largo etcétera con su compañera sentimental Yiskys, y en ocasiones con la hija de ésta, Mili.

DAF XF y FreightlinerAmbos camiones requieren de muchas horas de cuidados, “Me gusta llevarlos impecables. El DAF cuenta con más de 900.000 km y todavía no me he visto obligado a hacerle embrague ni motor”, cuenta Jaime. De hecho, poco antes de nuestra visita, tuvo un pequeño golpe en la aleta delantera izquierda del que no queda ni rastro.

“Si tuviera que comprar un camión nuevo, cosa de la que no hay intención por el momento, no lo decoraría, porque si quieres que luzca debes limpiarlo y cuidarlo mucho”, asegura Iserte, aunque esta última afirmación no sabemos si creerla, puesto que aunque ahora no sería el mejor momento laboral, sí piensa en un futuro arreglar el Freightliner, empezando por tapizar su interior acorde con su exterior amarillo como hiciera en su día con el DAF en blanco y rojo. Así que muy probablemente, tarde o temprano le picaría el gusanillo por personalizar el camión, o al menos, ésa es la impresión que sacamos desde esta humilde redacción.

DAF XF y FreightlinerComo muchos otros, en estos tiempos algo difíciles para el mundo del transporte, Jaime decidió deshacerse de la caja con la que transportaba todo tipo de mercancía y trabajar al enganche para reducir los costes de partida o explotación. En la actualidad, realiza rutas como San Sebastián, Sevilla, Cádiz o Jaén como autónomo con su DAF XF transportando látex específico para pinturas y lacas en la empresa especializada en resinas Cray Valley, afincada en Mollet del Vallès, en Barcelona.

Arículos relacionados

Únete a los comentarios

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!