Campers

Sobre la base de un furgón MAN TGE 4x4 y transformados por BMC encontramos estos dos prototipos. Dos opciones de vehículos de ocio que parten del concepto de poder personalizarse hasta el extremo según demanda del cliente.

Hace un año, Oliver Gray empezó a servir cócteles en bodas y eventos a bordo de un Volkswagen T2 de 1978. Acondicionada como bar y repleta de los ingredientes claves para animar cualquier cotarro –alcohol también, por supuesto–, esta reliquia atrae a los invitados como la miel a los osos. Clásico, elegante y original, el Cocktail Car es sinónimo de fiesta.

Pin It on Pinterest