Clásicos

El entusiasmo no es algo que se aprenda, pero, para aprender, tener entusiasmo es una premisa fundamental. Si el brillo en los ojos no se consigue en ninguna sala de operaciones, compartiendo con el joven Sergio una mañana te das cuenta de lo sencillo que a veces resulta ser feliz.

Aunque fue Barreiros la primera marca en envidar con un modelo de cabina abatible, el órdago que le echó Pegaso con este otro, lanzado muy poco después, fue demoledor. Lo superó en todo. Uno de estos modelos fue adquirido en 1979 por Endesa, en Ponferrada, para labores de prevención.

Pin It on Pinterest