La tracción sobre terreno de mínima adherencia ha sido siempre un desafío para los técnicos del automóvil. El francés Adolphe Kégresse ideó un mecanismo que reemplazaba las ruedas por rodillos y cintas o cadenas y que garantizaba transitar por superficies de arena, nieve y barro.

Aunque fue Barreiros la primera marca en envidar con un modelo de cabina abatible, el órdago que le echó Pegaso con este otro, lanzado muy poco después, fue demoledor. Lo superó en todo. Uno de estos modelos fue adquirido en 1979 por Endesa, en Ponferrada, para labores de prevención.

Pin It on Pinterest

Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!