Hace años, Fuerteventura veía impasible cómo sus vehículos históricos viajaban rumbo a la Península para ser restaurados. Ya no volvían. Esas joyas se perdían para siempre. TGR Restauraciones fue pionera en la isla en la recuperación de clásicos majoreros.

Sus ojos han contemplado un cuadro de la historia del transporte del que apenas quedan trazos. En un tiempo en el que el puerto de Gandía era un hervidero de camiones y en el que la ruta hacia Barcelona no se cubría en menos de 10 horas.

Pin It on Pinterest

Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!