En el extremo sur de la isla de Fuerteventura, el pequeño pueblo de Cofete se mantiene aislado del mundo. A principios de los años cuarenta, el ingeniero alemán Gustav Winter mandó construir una carretera para llegar a Cofete. Este Dodge llegó con los Winter, participó en aquellas obras y ya nunca dejó Fuerteventura.

El entusiasmo no es algo que se aprenda, pero, para aprender, tener entusiasmo es una premisa fundamental. Si el brillo en los ojos no se consigue en ninguna sala de operaciones, compartiendo con el joven Sergio una mañana te das cuenta de lo sencillo que a veces resulta ser feliz.

“… Vivo en la carretera, dentro de un autobús, vivo en la carretera aparcado en un blues…”, a diferencia de aquello que cantaba Miguel Ríos, el ponferrradino Rogelio Cerezales no “mira siempre hacia el sur” sino a su Bierzo leonés.

Pin It on Pinterest

Apúntate al newsletter

Apúntate al newsletter

Recibe cada semana nuestras noticias.

¡Gracias por suscribirte!