Berliet GBH 280, mejorando lo presente

En primer lugar desmontaremos la cabina de este Berliet GBH 280 escala 1:43, y para extraerla empezaremos por desmontar la protección trasera. Debemos tener extremo cuidado con este paso, le daremos la vuelta al chasis para conseguir ver bien los anclajes de la protección porque si no los partiremos. Con la punta del estañador calentamos los machos de la pieza y con la otra mano, haciendo un poco de presión, la desarmamos.

Berliet GBH 280Tras ello, tendremos a la vista el primer tornillo para desmontar la cabina, así que a continuación le daremos la vuelta al camión, con las ruedas hacia arriba, y en la zona de cárter localizaremos el segundo tornillo que desatornillaremos.

Ahora, con sumo cuidado, si cabe, recordemos que estas cabinas son de hierro, cogeremos la rotaflex, le quitaremos las dos tapas del motor tal y como explicamos en el “Más trucos”, pues no podemos afianzar la cabina al sargento de trabajo. Después de este paso, y sin soltar la rotaflex de la mano, llega el turno del chasis; como nos parece que tiene mucha distancia ente los dos ejes traseros y el directriz, cortamos el chasis seccionándolo en dos partes. De este modo, eliminamos la distancia que nos parece que sobra y unimos la nueva configuración de chasis más corto.

Berliet GBH 280El remolque, que cuenta con un par de ejes, viene conectado a la cabina con una barra rígida que incorpora el kit de montaje, aunque nos parece una varilla bastante simplona, así que con un alambre de 5 mm de grosor, fabricamos una nueva conexión. Además de este modo, la varilla rígida la convertimos en extensible.

También le he introducido un motor que tenía en el cajón de sastre, pues lo vamos a dejar al descubierto.

Después pasamos a la fase de ensuciado con colores al óleo a base de los colores tierra Siena tostado, tierra, negro humo y rojo. Para los troncos, emplearemos la técnica del pincel seco y, por último, como en el resto de la cabina, ensuciaremos para conseguir el mismo efecto.

Más trucos
Más trucos

ara quitar las tapas del motor cogeremos la cabina con una mano y la rotaflex con la otra. Como es una cuestión de pulso, para ir cortando las tapas, le pondremos el disco poco a poco. Pero además, aparte, le hacemos dos caminos de corte para que el disco tenga salida y no se enrosque. No debemos meter el disco en un único camino, sino por los dos a la vez, para dar el doble de espesor y que así no se trabe. Recordad que cogemos la rotaflex con la mano a pulso, y que en la otra mano mantenemos la cabina, así que, en ocasiones, el disco pasa cerca de los dedos, y es una herramienta peligrosa.

Arículos relacionados

Unimos lo mejor de tres camiones para alcanzar este IFA volquete 6x6 listo para trabajar en cualquier obra que se precie. Aunque la denominación la conserva por la cabina, este trabajo cuenta con elementos de un Tatra y de un Barreiros.

Únete a los comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This