ASTIC señala el cinismo del Gobierno de Francia por nuevas tasas

La patronal del transporte ASTIC señala la incoherencia del gobierno francés que se erigió en la defensa del transporte por carretera promoviendo la llamada “Alianza por la carretera” y que ahora, bajo el pretexto de que los transportistas por carretera no cubren sus costes externos, está preparando nuevas cargas fiscales y tasas por uso con el supuesto fin de mejorar la financiación de las infraestructuras de ese país.

La ministra de transportes, Elisabeth Borne, en un reciente encuentro con las asociaciones de transporte por carretera de Francia confirmó que prepara esas dos nuevas iniciativas recaudatorias. Medidas que afectarían a todos los transportistas y no únicamente a los extranjeros como al inicio de las negociaciones se planteaba.

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) tilda estos nuevos impuestos de “injustos e incoherentes” ya que, según declaraciones de su Director General, Ramón Valdivia, “es injusto hacernos pagar más aún, está demostrado que los usuarios de la carretera sólo por la vía de los impuestos sobre los hidrocarburos cubren con mucho margen los costes externos derivados de su actividad. Ya pagamos en exceso y aún más en un país como Francia donde es prácticamente impensable para nuestros camiones escapar a los peajes de su red de carreteras que, además están entre los más caros de Europa”.

Además recuerda que “durante  meses desde París, se ha solicitado la adhesión de España a la “Alianza por la Carretera”, promovida por el Ejecutivo galo, con el supuesto fin de proteger y potenciar este modo de transporte en los países más desarrollados de la UE y ahora nos encontramos, de nuevo, con medidas unilaterales que no tienen en cuenta al resto de socios de la UE, en especial a nosotros que obligatoriamente hemos de atravesar su territorio para la inmensa mayoría de las operaciones de transporte internacional que realizamos”.

La propuesta de gravámenes se establece, en primer lugar, vía reducción de la figura del “gasóleo profesional” un incremento de 6 céntimos por litro en la carga fiscal de hidrocarburos, aumentando así la recaudación efectiva de las arcas públicas francesas a costa de los transportistas que transitan por el país. En segundo lugar, se pretende articular el establecimiento de una tasa anual por uso de infraestructuras de 430 euros para vehículos de hasta tres ejes y de 1.200 euros para vehículos de 4 o más ejes. Dicha tasa, conocida en el sector como “Euroviñeta” se aplicaría, claro está, tanto a vehículos matriculados en Francia como en el extranjero.

ASTIC solicita su no entrada en vigor, ya que el sector del transporte en su conjunto ya aporta, mediante el impuesto de hidrocarburos francés, más de 30.000 millones de euros a las arcas galas, a lo que hay que añadir, por ejemplo, la recaudación de los peajes de las autopistas francesas que para un camión español de transporte internacional supera los 5.000 euros anuales.

Arículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This