De sobras conocido en nuestro país, el Scania R500 de José Luis Poyo y su cisterna ha recibido también el reconocimiento en citas como Le Mans o Nogaro, incluso se ha llegado a imponer a los gigantes franceses y holandeses. Para José Luis, los trofeos son, sobre todo, un homenaje al oficio de toda la saga Poyo: abuelo, padre e hijo.

Pin It on Pinterest